Dream Act de Obama – Abogados California para la Peticion

Hace apenas unos días, después de que el Dream act se hizo público y el presidente Obama dejó en claro que ayudaría a miles de indocumentados que entraron a este país antes de cumplir los 16 años de edad y quienes, según su anuncio, son  menores de 30 años, el teléfono en mi oficina no ha dejado de sonar. Las preguntas de cuándo y cómo aplicar, y qué es lo que significa una falta grave o suponer un riesgo grave para la sociedad ha sido el común denominador de cada persona que llama a mi oficina.

El sitio web BCIS.org ha publicado información sobre el nombre legal de la acción que se invoca, las ventajas de obtener este tipo de beneficio y los requisitos básicos en cuanto a la elegibilidad. Sin embargo, todavía no está claro cuál sería la interpretación correcta de delitos graves, de amenaza o riesgo para la sociedad.

El comportamiento criminal ha sido un problema grave en esta administración e impediría que miles de extranjeros obtengan la discreción del fiscal. El comportamiento criminal, como conducir bajo la influencia, manejar sin licencia o con una licencia suspendida, cualquier violación que implica el uso de sustancias controladas son delitos graves que se consideran como una barrera para este tipo de beneficio.

La posibilidad de condenas juveniles, considerando que normalmente no son tenidas en  cuenta, se ha discutido para prevenir que los solicitantes obtengan este tipo de beneficio y así llevar sus casos a la atención de las autoridades a través de un procedimiento de remoción, que resulta en una citación para iniciar los procedimientos de deportación del individuo.

En este momento el programa no se ha implementado y se espera que tome hasta 60 días a partir de la fecha que el presidente Obama anunció el Dream Act. En este momento, la importancia de reunir todas las pruebas necesarias es esencial para apoyar la elegibilidad y poder solicitar el beneficio.

Los jóvenes que deseen solicitar este recurso deberán reunir las pruebas de entrada antes de la edad de 16 años y de residencia continua en Estados Unidos durante los últimos 5 años, anteriores al anuncio de orden ejecutivo. Además, deben ser capaces de demostrar que estaban presentes en los Estados Unidos el día en que se emitió la orden. Deben contar con evidencia de la asistencia a la escuela secundaria, su participación militar o de otro tipo de educación, así como  la prueba más importante: una verificación de antecedentes penales que se debe realizar con el Departamento de Justicia para determinar si hay alguna historia de antecedentes penales a nivel local y nacional.

El proceso de evaluar si una condena impedirá que el extranjero pueda solicitar el beneficio es un proceso muy importante y no se pasará por alto ni se tomará a la ligera. Un abogado con experiencia en la defensa de expulsión o deportación es la mejor opción para evaluar los méritos del caso y las consecuencias jurídicas de la declaración de este tipo de recurso en caso de que existan antecedentes de comportamiento criminal.

Tenga cuidado con los notarios de consultoría o de preparación jurídica que dicen ser abogados y que cobran una tarifa por sus servicios, pues le pueden causar daños graves a los derechos de inmigración. Para localizar un abogado en su área llame al Colegio de Abogados de su estado y busque una lista de abogados certificados activos.

El programa aún no está en vigencia y usted no debe presentar ninguna solicitud hasta que esté abierto al público para los fines de la presentación de solicitudes e iniciar el proceso de adjudicación. Este programa puede durar muchos años o se puede suspender, es una orden ejecutiva y por lo tanto carece de la misma fuerza y estabilidad que una orden permanente hecha por el Congreso.


Eliana Phelps

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *